Blog

En esta sección podrás encontrar artículos educativos para docentes. Conocer las opiniones, reflexiones y últimas tendencias educativas de la mano de nuestros expertos impulsores. Un lugar de encuentro y diálogo abierto sobre educación en todas sus vertientes y visiones. Anímate a participar, tu opinión es importante. ¡No te lo puedes perder!

Año 2018 (1)
enero (1)
Año 2017 (13)
Año 2016 (56)
Año 2015 (29)

« Volver

La educación en medio del diluvio comunicacional

                                              

Hasta hace algunas décadas las escuelas, las universidades y todas las instituciones educativas formales tenían una llave de agua (información y conocimiento) que podían administrar casi a voluntad. Todos los alumnos debían mojarse y el maestro, con su habilidad, debía lograr que cada quién se vaya mojando y bebiendo poco a poco y nunca más de lo necesario.

La idea era lograr que los alumnos se mantuvieran siempre con un nivel óptimo de humedad en la piel y que bebieran lo que pudieran sin atorarse ni ahogarse. De pronto sobrevino la gran inundación, que a manera de un nuevo diluvio, esta vez global, primero hizo estallar todas las llaves y las tuberías y finalmente nos arrastró a todos.

Estamos inundados de información y ya no es posible administrarla como lo hacíamos antes. Ya no podemos pretender que niños y jóvenes acudan a estas instituciones a aprender a mojarse la piel y a beber del manantial del saber que administrábamos los docentes.

Ahora debemos enseñarles a mantenerse a flote para poder respirar y no morir ahogados, a nadar para no dejarse arrastrar por la corriente y a sobrevivir en un medio acuático. Cuando la inundación empezaba, muchos creyeron que sería pasajera y que pronto todo volvería a la normalidad. Pero, a diferencia del primer diluvio, esta vez las aguas no se secarán y tendremos que aprender a vivir en un medio acuático, adaptándonos a él para no morir y aprendiendo a aprovecharlo para seguir desarrollándonos como especie.

Así de dramático es el cambio que la sociedad de la información ha operado en nuestra civilización.

En primer lugar, ya no parece haber más las diferencias que entre manantial y manantial (cultura y cultura) antes podíamos distinguir. Lo que tenemos a nuestro alrededor es una gran masa de agua, prácticamente la misma, con sólo pequeñas y tenues diferencias, perceptibles apenas cuando buceamos y nos acercamos a los ojos de agua que siguen brotando en el fondo de este gran océano de información.

En segundo lugar, en tanto que nadie puede ya administrar las llaves de agua-información-conocimiento, porque ya no existen o porque ya es absurdo abrirlas y cerrarlas cuando todas están debajo del agua, las tareas del docente y de las instituciones educativas no pueden de ninguna manera seguir siendo las mismas: enseñar a beber y a mojarse. Ahora tienen que enseñar a flotar, nadar y sobrevivir en un medio hiperinformado.

En tercer lugar, así como es posible que algunos sobrevivan arrastrados por las corrientes y al vaivén de las mareas, este gran diluvio global también deja abierta la posibilidad de aprender a nadar, flotar, sobrevivir y dominar este nuevo medio.

En conclusión, la tarea de las instituciones educativas ya no podrá ser más la de ofrecer información y conocimiento. Ahora, más bien, es urgente que enseñen a manejarse en un mar de información, para evitar perecer ahogado en él o ser arrastrado inevitablemente por sus corrientes. Su tarea es primero, enseñar a mantenerse a flote; es decir a liberarse de la presión que los medios y sus mensajes ejercen sobre las personas y su individualidad, ganando en autoestima y autovaloración. Luego deben enseñar a nadar en la dirección que se desee, para evitar ser arrastrado por la corriente y sólo poder ir hacia donde ella nos quiera llevar; es decir, enseñar a pensar, a decidir, a criticar, a cuestionar y a enfrentar desde un punto de vista propio y auténtico.

Finalmente, enseñar a desarrollarse en este nuevo medio, a clarificar y construir los propios valores y la propia cultura, a comunicarse empleando los nuevos códigos y medios a nuestra disposición, a ejercer real y democráticamente esta nueva ciudadanía global.

Pero, así como las escuelas deben cambiar su misión, los docentes tenemos la obligación de adelantarnos y hacer posible ese cambio. Nos toca enseñar a flotar en un mar de información, sin que nadie antes nos haya enseñado a flotar en él. Doble aprendizaje el que nos espera: aprender a liberarnos de la presión de los medios de comunicación y sus mensajes y aprender a enseñar a otros a hacer lo mismo. Tendremos exactamente el mismo doble reto respecto a cada uno de los otros aprendizajes fundamentales. Ha llegado el momento en que la televisión por cable, la computadora, el proyector multimedia, la Internet, los videojuegos, el “chat”, las redes sociales, los foros de discusión, los mensajes de texto, etc. se incorporen a las aulas y reemplacen paulatinamente las pizarras y las tizas, los cuadernos y lapiceros, las láminas y los juegos de salón, los libros impresos y las exposiciones orales.

Escrito por Luis Bretel

Comentarios
Algunos de los retos de la sociedad que la ciencia debería asumir como suyos en los próximos años tienen que ver, por ejemplo, con atender el crecimiento de la población, con la urgencia de asegurar un desarrollo sustentable, con la satisfacción de las crecientes necesidades básicas y las aspiraciones de los que serán cinco mil millones de pobres en el mundo en menos de veinte años, con el aprovisionamiento de empleos frente a los cambios tecnológicos, entre otros.
Publicado el día 8/11/17 10:43.
Sin embargo, sabemos también que si la ciencia y la tecnología no tienen una orientación más sensible frente a estos problemas, continuarán contribuyendo a aumentar significativamente la desigualdad global.
Publicado el día 8/11/17 10:42.
Pero sabemos que la ciencia y la tecnología sólo juegan un papel en estos aspectos, y que se requiere un reajuste más profundo de índole social, político y económico.
Publicado el día 8/11/17 10:42.
La ciencia y la tecnología favorecen los intereses de los grupos sociales y de los países más fuertes, como lo señalan, por ejemplo, algunos hechos: se da prioridad a las áreas de Investigación y Desarrollo (I+D) destinadas a mejorar productos que satisfacen las necesidades ya casi saturadas de una pequeña minoría de países desarrollados, como en el caso del 90% del gasto en I+D para la industria farmacéutica, el cual se destina al tratamiento de las enfermedades de la vejez de la población de las ciudades y regiones más ricas del mundo. Otro ejemplo lo constituye acelerar el proceso de sustitución de importaciones de los países pobres y en desarrollo por productos de los países desarrollados, como sucede con los materiales compuestos que reemplazan las materias primas tradicionales con ayuda de la biotecnología (Petrella, 1994).
Publicado el día 8/11/17 10:41.
La ciencia y la tecnología parecen no haber contribuido suficientemente a contrarrestar el aumento en más de mil millones de personas pobres en el mundo, o los más de mil millones que no disponen de agua potable y adecuado saneamiento, o los millones de habitantes sin techo, etc. África y América Latina, en la década de los 80, fueron testigos de la detención e incluso de la involución de los logros alcanzados en cuanto a nivel de vida.
Publicado el día 8/11/17 10:41.
El resto se queda en un acceso incierto, lento y costoso... Cuando la gente vive y compite en estos dos mundos uno junto a otro, la ventaja de estar conectados dominará a los marginales y empobrecidos, acallando sus voces y sus preocupaciones en la conversación global» (ONU, 1999, citado por Winner, 2001).
Publicado el día 8/11/17 10:41.
En 1960 el 20% de la población mundial en los países más ricos tenía treinta veces más ingresos que el 20% más pobre; en 1997, setenta y cuatro veces más. Y si nos referimos a Internet, por ejemplo, presentada por sus proponentes como la democracia para el futuro, vemos que tan sólo el 20% más rico de la tierra dispone del 93% del uso total de este medio. «Aquellos con ingresos, educación y contactos [en sentido literal], tienen un acceso barato e instantáneo a la información.
Publicado el día 8/11/17 10:40.
Algunos críticos consideran que estos desarrollos han contribuido a que los países, regiones y grupos sociales más ricos se hayan vuelto más ricos, es decir, que la brecha entre ricos y pobres, que se pensaba podía disminuir, habría aumentado.
Publicado el día 8/11/17 10:40.
Se atribuyen a la ciencia y a la tecnología grandes efectos sobre la sociedad, en particular en el campo de las tecnologías de la producción y de la información y en el de la biotecnología.
Publicado el día 8/11/17 10:40.
Esta doble condición obliga a que la ciencia y la tecnología deban ser vistas con una actitud más crítica, ya que no siempre son los mismos impactos los que se presentan en el mundo desarrollado que en los países del sur.
Publicado el día 8/11/17 10:39.
Son innegables los beneficios que de tal transformación se obtienen, pero también son numerosos los riesgos que han surgido de tan vertiginoso desarrollo
Publicado el día 8/11/17 10:39.
La ciencia y la tecnología han terminado por transformar numerosos espacios de las sociedades contemporáneas.
Publicado el día 8/11/17 10:39.
De este modo, los enfoques educativos CTS son presentados con algunas características específicas para la educación secundaria, así como la forma en que se pueden implementar dichos enfoques, con especial atención a la educación tecnológica.
Publicado el día 8/11/17 10:39.
Se propone entonces la educación en Ciencia, Tecnología y Sociedad (CTS) como una de las alternativas posibles que pueden contribuir a que nos forjemos una comprensión mayor sobre la sociedad demandada por los avances tecnocientíficos.
Publicado el día 8/11/17 10:38.
El mundo en que vivimos parece depender cada vez más del conocimiento científico y tecnológico. Sin embargo, la forma en que nos relacionamos con este conocimiento no es siempre igual en los países en vías de desarrollo que en los países desarrollados. En tal sentido, surge la preocupación sobre la educación en todo este proceso.
Publicado el día 8/11/17 10:38.
El mundo en que vivimos parece depender cada vez más del conocimiento científico y tecnológico. Sin embargo, la forma en que nos relacionamos con este conocimiento no es siempre igual en los países en vías de desarrollo que en los países desarrollados. En tal sentido, surge la preocupación sobre la educación en todo este proceso.
Publicado el día 8/11/17 10:38.
muy bueno el articulo hay que enseñarles a pescar no darles el pescado
Publicado el día 16/09/17 10:33.
muy bueno el articulo hay que enseñarles a pescar no darles el pescado
Publicado el día 16/09/17 10:32.
También aquí en Ecuador existe una gran diferencia entre unos centros y otros. Como dice en el artículo debemos adelantarnos aunque muchas veces nos vemos limitados por los presupuestos que tenemos en los diferentes colegios.
Publicado el día 15/04/17 8:53.
Hola, buenos días. Los medios de comunicación son lo mejor de nuestra vida en la actualidad, tristemente aún existe una gran desigualdad en la distribución de esos medios comunicación, estamos en el siglo XXI y en Chiapas, México, un estado con municipios en pobreza extrema donde las condiciones del consumo y uso de las TIC´S es muy precario, sin embargo algunos de nosotros como docentes estamos incluyendo el uso de la tecnología a las escuelas con fines de construcción de una sociedad del conocimiento, claro quizás nos lleve muchos años por las condiciones tan difíciles en donde no se toma en cuenta una verdadera distribución a nivel nacional del uso del internet en todas las escuelas pero que sea de calidad, con rapidez, porque muchas veces queremos accesar y para ingresar a una página web tarda hasta una hora lo cual es incomprensible.
Publicado el día 19/10/16 10:26.
Mostrando el intervalo 1 - 20 de 35 resultados.
de 2